Abdominoplastia

La Abdominoplastia o dermolipectomia es un procedimiento quirúrgico cuya finalidad es extirpar el exceso de piel y tejido graso de la parte inferior y media del abdomen, para conseguir así un abdomen ajustado, plano, firme sin exceso de piel.

La piel del abdomen pierde elasticidad y los músculos de la pared abdominal pierden tono con el paso del tiempo, los cambios de peso y los embarazos.

A esta técnica se le suele asociar una liposucción de la parte alta del abdomen o de la zona de las caderas así como una plicatura o tensado de la musculatura abdominal para optimizar el resultado estético.

Los candidatos ideales son aquellos pacientes que estando más o menos en su peso, padecen un abdomen abombado poco firme, con acumulación exceso de piel que no mejora a pesar de ejercicio físico o dieta adecuada. Los pacientes con evidente sobrepeso deben hacer dieta y estabilizar su peso antes de la cirugía y las pacientes que prevén tener más embarazos deben posponerla hasta que hayan decidido no tener más hijos.

Es importante que durante la primera visita nos comente si padece alguna enfermedad importante, si toma medicación tipo aspirina ® o sintrom ® o si es es fumador/a. Los pacientes fumadores deben dejar de fumar varias semanas antes de someterse a dicha intervención quirúrgica, debido a que se retrasa el proceso de curación y la cicatrización es peor.

La abdominoplastia se realiza en quirófano bajo anestesia general o raquianestesia. La intervención suele durar entre 2-3 horas (si es una mini-dermolipectomía la duración es en torno a 1.5 horas). La incisión se realiza de una a otra cadera y se pretende que quede escondida debajo de la ropa interior o del biquini. Hacemos otra pequeña incisión alrededor del ombligo para llevarlo a la nueva posición. Procedemos a separar la piel y tejido graso de los músculos abdominales que son tensados mediante una sutura permanente. A continuación, vemos la cantidad que tenemos que quitar y colocamos el ombligo en la nueva posición. Utilizamos suturas intradérmicas para la piel y colocamos un par de drenajes y un vendaje ajustado.

Los pacientes permanecen ingresados 24-48 horas en el hospital, aunque empiecen a caminar al día siguiente de la cirugía para minimizar el riesgo de trombosis. Los drenajes se retiran a las 48-72 horas y los puntos a las tres semanas. Deberán llevar una prenda elástica ajustada o faja durante un mes para reducir la hinchazón de la zona abdominal.

Los pacientes se incorporan a su vida laboral a las 2-3 semanas debiendo evitar ejercicio físico intenso durante el primer mes y medio.

Las cicatrices permanecen rojas y duras los seis primeros meses, a partir de entonces empiezan a mejorar. No obstante, nosotros utilizamos desde que retiramos las suturas, una serie de parches y cremas de silicona que mejoran y aceleran el proceso de cicatrización.

Como posibles complicaciones, aunque raras, pueden ocurrir la necrosis de la piel en la zona por encima del pubis, seromas y hematomas que requerirán un postoperatorio más largo y posible evacuación o reintervención.

La intervención puede ser definitiva si el paciente se cuida y lleva una dieta equilibrada y un ejercicio físico rutinario que a parte de ser saludable garantiza la longevidad de la cirugía y del paciente.

Las cicatrices quedarán escondidas en la zona del bikini o de la ropa interior. Debe tener en cuenta que éstas pueden tardar en aclararse y aplanarse al menos unos 9 meses.

El precio depende de varios factores. Haz click aquí para más información.

 

Solicita información sobre la abdominoplastia.

Contacta

 

963 940 979

619 83 83 58

 

Lunes a Jueves:
10:00 a 14:00 y 16.00 a 20:00
Viernes:
9:00 a 15:00

C/ Jorge Juan 26, 2
Valencia – 46004
España

 

Confirmo haber leído y acepto las condiciones de uso, política de privacidad y cookies de esta web.

Consulta de la Dra. Patricia Gutiérrez Ontalvila

Dra. Patricia Gutiérrez Ontalvilla.

Cirujana Plástica.

 
Share This